Las Tarjetas Revolving

Desde VALERO BUFETE ABOGADOS les informamos de este tipo de tarjetas se encuentra entre las más comercializadas y peligrosas del mercado actual.

Como el resto de tipos de tarjetas de crédito, las tarjetas revolving permiten aplazar el pago de las cosas que compramos. Compras ahora y pagas después a crédito. Lo que las diferencia de las tarjetas convencionales es la forma en la que permiten devolver el dinero.

Usted realiza compras utilizando su tarjeta de crédito durante el mes, cuando llega el día 1 del mes siguiente (o el día establecido en su contrato) abona el montante total que le ha prestado el banco en forma de crédito a través de su tarjeta.  Si amortiza todo el crédito no le cargan intereses. En cambio, las tarjetas revolving le permiten fraccionar el pago del crédito. Es decir, en lugar de pagar todo lo que ha gastado de golpe, puede establecer las cuotas que más le convenga para devolver el dinero.

En realidad, una tarjeta revolving es un crédito preconcebido en el que el ahorrador elige cuánto pagar cada mes, bien con una cuota fija o con un porcentaje de la deuda. Además, según se va devolviendo el dinero éste vuelve a estar disponible para gastar. Es como una deuda sin fin que nunca acaba, ya que cada vez que devuelve una parte el crédito disponible vuelve a incrementar.

¿Cómo funcionan las tarjetas revolving?

Desde VALERO BUFETE ABOGADOS les comunicamos que existen tres opciones para devolver el crédito de la tarjeta revolving, pero seguramente sólo le informen de dos. Sus alternativas son las siguientes:

  1. Pagar un porcentaje de la deuda que genere. Puede establecer un porcentaje fijo a devolver cada mes. Cada tarjeta revolving tiene sus máximos y sus mínimos. Esto es lo que aplicarán la mayoría de tarjetas con tasas entre el 5% y el 25% como norma general.
  2. Pagar una cuota fija todos los meses. En este punto dará igual la cantidad de crédito a la que haya accedido. Irá devolviendo una cuantía fija cada mes. La “trampa” es que ese dinero que devuelves lo tendrás inmediatamente disponible para volver a gastarlo.
  3. Pagar el total del crédito a mes vencido. Así es como funcionan las tarjetas de créditos tradicionales. Las tarjetas revolving también permiten esta opción, sólo que no suelen prodigarse en ofrecerla ni publicitarla. El motivo es que es el modo en el que menos dinero ganan con los intereses porque sólo los cobrarán si no pagas a tiempo. Con las otras dos opciones cobrarán siempre intereses.

Acabamos de ver que las tarjetas revolving también permiten fijar el pago total a final de mes, pero la mayoría vendrán por defecto con la opción de pago aplazado. El resultado es que si al activarla no dices que cambien el modo de pago, se llevará una sorpresa con el primer extracto. El motivo es que verá como ha pagado una pequeña parte de las compras realizadas más unos enormes intereses.

Por ejemplo, financiamos una compra de 1.800€ con nuestra tarjeta revolving. En el extracto de la segunda cuota ya se denota cuál es el problema. De los 42,39€ pagados, 25,76€ corresponden a intereses, lo que hace que la amortización del principal sea muy lenta. En total, si optamos por el pago mínimo de 38,88€ tardaremos cinco años en devolver el dinero. Además habremos pagado la friolera de 1.017,04€ en intereses y eso sin volver a usar la tarjeta.

La principal ventaja de este producto es su flexibilidad para establecer la cuantía que vas a devolver y la disponibilidad, ya que tiene acceso inmediato a un crédito que además se va reponiendo automáticamente con cada nuevo pago que realiza.

A las escasas ventajas se enfrentan sus desventajas. La principal es que la cantidad de intereses es totalmente desproporcionada. De hecho, se puede alcanzar el 26% fácilmente. Pero este es sólo uno los peligros que asume con este tipo de tarjeta.

Las tarjetas revolving tienen otro perverso efecto en nuestra mente: hacen que gastemos más. Estos plazos esconden una trampa adicional, la misma que las cuotas en una hipoteca. El lugar de ver el global que pagamos por el crédito, sólo veremos los 50 euros que pagamos al mes, una cantidad más que asumible. Así la final terminaremos pagando muchísimo dinero por ese crédito.

VALERO BUFETE ABOGADOS le puede ayudar realizando un estudio de su caso.

El Supremo corrige a la Agencia Tributaria y dice que las prestaciones de maternidad y paternidad están exentas de IRPF

¿Vale la pena reclamar el IRPF de la prestación por maternidad o paternidad?

VALERO BUFETE ABOGADOS le informa que el tipo de contrato, la cuantía del sueldo o el momento en que se percibió pueden implicar que la cantidad sea tan baja que si el procedimiento es muy complicado algunas contribuyentes desistan de la reclamación.

La noticia de que el Tribunal Supremo considera que las prestaciones por maternidad están exentas de tributación en el IRPF ha causado todo un revuelo entre el millón de mujeres y alrededor de 20.000 hombres que han solicitado una prestación por haber tenido un bebé en los cuatro últimos años, el período para el que sería posible reclamar dado que no ha prescrito.

La gran pregunta es: ¿cómo reclamar la devolución de lo tributado por la prestación?

La contestación oficial de la Agencia Tributaria es que “por el momento no hay estimaciones, es complicado de establecer al no existir una casilla específica en el modelo de declaración para las prestaciones de maternidad”.

Cada caso es único

Desde VALERO BUFETE ABOGADOS insistimos en que cada caso es diferente y los grandes números no son demasiado fiables. Según consta en la sentencia del Tribunal Supremo, la Seguridad Social destinó 1.767 millones de euros a prestaciones de maternidad y paternidad en 2016. UGT ha calculado que la cuantía a devolver sería de 1.300 millones y Gestha fija los afectados en algo más de 1,1 millones. La media de devolución estaría entre los 1.000 y los 3.000 euros.

Tipo de contrato

La gran mayoría de las beneficia@s de esta medida son mujeres. La sentencia se refiere a una mujer con un trabajo de alta cualificación y muy bien remunerado. “Tanto como para que le haya merecido la pena llegar hasta el Tribunal Supremo”, explica José María Mollinedo, secretario general.

¿Cuáles fueron los meses de baja?

En VALERO BUFETE ABOGADOS les comunicamos que todas las estimaciones se están haciendo en base a que la prestación por maternidad se cobra íntegra dentro de un mismo año fiscal. Pero no siempre es así. Si el nacimiento es posterior al mes de septiembre parte de la prestación se cobra en un año y parte en otro.

En este caso, el tratamiento fiscal también es diferente y según la cuantía de la devolución que le corresponda a la madre será, “casi seguro”, inferior que si la prestación se cobra en su totalidad en un mismo año.

Montante del sueldo y de la prestación

No es nada nuevo la gran desigualdad salarial que hay en nuestro país, por ello VALERO BUFETE ABOGADOS asegura que los sueldos de las mujeres suelen ser mucho más bajos que los de los hombres. Hasta tal punto que muchas de ellas no llegan a la cuantía mínima para hacer la declaración de la renta.

Por supuesto, el cálculo final se complica en función de qué otros ingresos se puedan tener vía bienes inmuebles o inversiones financieras, por ejemplo.

Modificación de la base imponible

También hay que tener en cuenta a la hora de solicitar la rectificación de la declaración de la renta que ese cambio afecta a la base imponible. En general, el cambio implica que los ingresos personales y familiares en el año en cuestión serían inferiores y por tanto puede tener consecuencias en cuanto a los derechos por determinadas ayudas.

Por ejemplo, las ayudas para la guardería de los bebés están ligadas a esos ingresos familiares, si estos disminuyen lo que en su momento fue denegado, una vez reconocida esta modificación podrían darse casos en que el contribuyente sí tenga derecho a ellas. En ese caso, habría que iniciar un proceso judicial para reclamar la modificación.

VALERO BUFETE ABOGADOS les informa que el tribunal Supremo desestima un recurso de la Abogacía del Estado, que defendía que dichas prestaciones no debían estar exentas del IRPF.

Por ello, se ha establecido que las prestaciones públicas por maternidad de la Seguridad Social, que perciben las mujeres y hombres trabajadores durante la baja de 16 semanas tras el nacimiento de un hijo, están exentas del IRPF. La Agencia Tributaria defendía que sí debían tributar y así lo habían sostenido también varios Tribunales Superiores de Justicia. Los de Andalucía y Castilla y León habían establecido la obligación del pago.

La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo confirma en cambio una sentencia del TSJ de Madrid, que en junio del año pasado dio la razón a una mujer y ordenó a Hacienda que le devolviera lo que había ingresado en concepto de IRPF en el ejercicio de 2013 por lo recibido en concepto de prestación por maternidad. La Abogacía del Estado, en nombra de Hacienda, recurrió esa sentencia alegando que la prestación pagada venía a sustituir al sueldo habitual, que sí pagaba IRPF. Añadía que la ley del IRPF sí exime a las prestaciones por maternidad cuando proceden de las comunidades autónomas o entidades locales, pero no a las de la Administración Central.

El Supremo estima que el alcance de esa exención «no se limita» a las CCAA y municipios, sino que abarca todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público del que se perciban. Destaca que en la Ley del IRPF usa un «también» para hablar de las exenciones de esas administraciones, por lo que una «interpretación gramatical» del artículo lleva a concluir que se daba por hecho que las de la Administración central estaban exentas.

Añade que, de la Exposición de Motivos de la Ley, en la que se explican sus intenciones, «se desprende que la exención que se establece comprende la prestación

de maternidad y no sólo las de nacimiento, parto múltiple, adopción e hijo a cargo», como interpretaba Hacienda.

Los últimos datos disponibles muestran que la Seguridad Social desembolsó en los ocho primeros meses de este año 1.542,59 millones de euros en prestaciones de maternidad, paternidad y riesgo en el embarazo.

La decisión del Supremo deberá ser seguida ahora por la Administración y los Tribunales. En ambos ámbitos se podrá reclamar lo pagado por IRPF en los ejercicios que no estén prescritos. Las deudas tributarias prescriben a los cuatro años a contar desde el día siguiente a la finalización del plazo para presentar la declaración.

Desde VALERO BUFETE ABOGADOS le aconsejamos reclamar lo que es suyo.

Hipotecas Multidivisa

¿Sabes cómo funciona una hipoteca multidivisa?

La hipoteca multidivisa es una modalidad de préstamo hipotecario que se paga en varias divisas, pero que casi nadie de los que firmaron una conoce realmente como funcionan y en qué consiste este tipo de producto financiero.

Las hipotecas multidivisa tienen dos singularidades:

  1. La cantidad de dinero prestada se realiza en una moneda distinta al euro, normalmente en yenes o francos suizos.
  2. El índice de referencia que se utiliza para el cálculo de los intereses no es el Euribor, por el contrario, se aplica un índice distinto, normalmente el Libor.

Imagine que Usted solicita un préstamo de 100.000€, a devolver en 15 años, para comprarse una vivienda, y que las variables de su hipoteca son el Franco Suizo  y el Libor. En lugar de tener que devolver esta cantidad, deberá devolver la equivalente en francos al momento de la firma, es decir, a día de hoy, alrededor de 115.990,46 CHF (1 euro son 1,1599 CHF).

Asimismo, el préstamo funcionará como cualquier otro pero con la particularidad de que todas las cifras aparecerán en francos suizos. Por lo tanto, cada mes abonará un determinado número de francos suizos en concepto de capital e intereses, como la moneda de España no es el franco, en cada mensualidad deberá realizar el cálculo del cambio del franco al euro.

El principal problema es que 115.990,46 CHF son 100.000€ hoy, pero desconocemos cuál será su conversión más adelante. De ese modo, los 115.990,46 CHF que ha solicitado hoy serán utilizados para la compra de su vivienda, cuyo coste es de 100.000€. No obstante, este dinero lo retornaremos en un plazo de 15 años y corremos el riesgo de que el cambio de moneda nos salga muy caro. De hecho, el riesgo es ilimitado porque la fluctuación del tipo de cambio es ilimitada.

Imagine que su cuota mensual está establecida en 985,87 CHF durante la vida del préstamo. En el primer pago de su hipoteca abonará 985,87 CHF, que le supondrán 850€ (1 CHF son 0,862189€). Sin embargo, transcurridos unos meses, el tipo de cambio ha fluctuado y el franco suizo se ha revalorizado respecto el euro. En esta situación, Usted sigue obligado al abono de 985,87 CHF, pero ahora su desembolso es de 1.085,34€ (1 CHF son 1,10€). Seguimos pagando 985,87 francos pero ahora esta cuota es mucho más cara para Usted. Por lo tanto, su préstamo se ha encarecido notablemente.

No ponga en riesgo su hogar. Actualmente, los jueces conocen de primera mano este problema y las resoluciones judiciales de hipotecas multidivisas tienden a ser favorables. Esto implica la cancelación de dicha cláusula y el recálculo de su hipoteca en moneda nacional.